REVISTA JURÍDICA DEL ILUSTRE COLEGIO NOTARIAL DE LAS ISLAS BALEARES
• 23-01-2018 16:31 pm •
"La lealtad es una virtud que está bien en todo hombre y señaladamente en los Escribanos"
(Partidas, 3ª-XIX-Proemio)

SUCESIÓN INTESTADA EN LA LÍNEA ASCENDENTE. SUPUESTOS PRÁCTICOS SEGÚN EL CÓDIGO CIVIL.



A.- Todos viven (excepto, lógicamente A, causante de la herencia).

Suceden sus padres, a título de herederos (artículo 935 del Código Civil), dividiendo la herencia por partes iguales (artículo 936 del Código Civil).


B.- B, el padre del causante, ha fallecido.

Sucede en toda la herencia C, la madre del causante (artículo 936 del Código Civil). No hay derecho de representación a favor de los ascendientes de B (artículo 925.1 del Código Civil)


C.- B, el padre del causante, repudia la herencia.

Sucede en toda la herencia C, la madre del causante, a la que acrece la porción de aquél (artículo 922 del Código Civil), sin que los ascendientes de B representen a éste en la sucesión de A (artículos 925.1 y 929 del Código Civil).


D.-B, el padre del causante, es incapaz de suceder a A.

Igual que en el caso anterior, toda la herencia corresponde a C, que la adquiere por derecho propio y sin que los ascendientes de B puedan representarle en la sucesión de A (artículo 929 del Código Civil).


E.- B y C premueren.

La herencia corresponde a los abuelos de A, es decir, D,E, F y G (artículo 938 del Código Civil), que dividirán la herencia por partes iguales (artículo 939 y 940 del Código Civil).


F.- B premuere y C renuncia.

El llamamiento a favor de los ascendientes más próximos (los padres) ha quedado frustrado. En principio, se dividirá la herencia entre las dos líneas de ascendientes, pero por causa de la renuncia, la parte de C acrece a la línea de B (artículo 922 del código Civil), dividiéndola herencia sus padres, D y E, por partes iguales.


G.- B y C repudian.

Aplicando lo dispuesto en el artículo 923 del Código Civil, el llamamiento se realizará en favor de los ascendientes del grado siguiente, dividiendo la herencia entre las dos líneas (artículo 940 del Código Civil), y a su vez, en cada línea, por partes iguales entre los que se hallen en el mismo grado (artículo 941 del Código Civil).


F.- B, C y E premueren. G repudia.

Como los ascendientes más próximos al causante han fallecido, procede el llamamiento al siguiente grado, dividiendo la herencia entre las dos líneas, paterna y materna (artículo 940 del Código Civil). En la línea paterna (ascendientes de A), como E ha fallecido, toda la parte corresponde a C (artículo 941 del Código Civil). En la línea materna, la porción correspondiente al que repudia (G), se asignará a F, pues tiene preferencia la división por líneas (artículo 940 del Código Civil) al acrecimiento del artículo 922 del mismo Código Civil.


G.- B y C premueren. F y G renuncian.

Como en el caso anterior, procede la división por líneas. Pero el llamamiento a favor de la línea de C ha quedado frustrado por efecto de la repudiación. Antes se ha dicho, que es preferida la división por líneas frente al acrecimiento a favor de los parientes del mismo grado. Pero en este caso, al fallar la línea materna, si procede el acrecimiento a favor de la línea paterna, que es la única concurrente.


Descargate nuestra aplicación para tablet y movil
Logo App Moviles
Siguenos en:
Suscribete a nuestro Newsletter: