REVISTA JURÍDICA DEL ILUSTRE COLEGIO NOTARIAL DE LAS ISLAS BALEARES
• 24-04-2018 18:33 pm •
"La lealtad es una virtud que está bien en todo hombre y señaladamente en los Escribanos"
(Partidas, 3ª-XIX-Proemio)

LA EXPEDICIÓN DE SEGUNDAS COPIAS DE ESCRITURAS CON CARÁCTER EJECUTIVO.


Sabido es que uno delos principales efectos asociados al documento público notarial es su ejecutividad directa, es decir, que la obligación contenida en el mismo puede hacerse efectiva en juicio ejecutivo directamente, sin necesidad de acudir con carácter previo a un proceso declarativo.


El título ejecutivo es la copia autorizada del documento público notarial (la escritura o póliza) que contiene la obligación exigible. En cuanto a la escritura, dice el artículo 517.2.4º de la Ley de Enjuiciamiento Civil:


Sólo tendrán aparejada ejecución los siguientes títulos


4.º Las escrituras públicas, con tal que sea primera copia; o si es segunda que esté dada en virtud de mandamiento judicial y con citación de la persona a quien deba perjudicar, o de su causante, o que se expida con la conformidad de todas las partes.


Y, por su parte, el reglamento Notarial, en su artículo 233 dice que:


A los efectos del artículo 517.2.4.º de la Ley 1/2000, de 7 de enero, de Enjuiciamiento Civil, se considera título ejecutivo aquella copia que el interesado solicite que se le expida con tal carácter. Expedida dicha copia el notario insertará mediante nota en la matriz su fecha de expedición e interesado que la pidió. En todo caso, en la copia de toda escritura que contenga obligación exigible en juicio, deberá hacerse constar si se expide o no con eficacia ejecutiva y, en su caso y de tener este carácter, que con anterioridad no se le ha expedido copia con eficacia ejecutiva.


Expedida una copia con eficacia ejecutiva sólo podrá obtener nueva copia con tal eficacia el mismo interesado con sujeción a lo dispuesto en el artículo 517.2.4.º de la Ley de Enjuiciamiento Civil.


De lo anterior se colige que cada otorgante tiene el derecho a obtener una copia con carácter o fuerza ejecutiva, por si sólo y sin que sea necesario el consentimiento de los demás. Pero para obtener una segunda o ulterior copia con carácter ejecutivo, deberá solicitarse del Juez, quien la ordenará oyendo a los interesados o requerirá la conformidad expresa y acreditada al Notario de todos los otorgantes o sus sucesores o causahabientes. La copia que tenga ese carácter lo expresará, y si falta esa expresión, no será título ejecutivo.


Cabe la posibilidad de que el consentimiento a la expedición de segundas o ulteriores copias ejecutivas se preste de manera anticipada, autorizándose las partes, recíprocamente en su caso, a obtener esa copia. Esto en principio es perfectamente posible y nada hay que objetar. El problema se plantea desde el momento en que esas autorizaciones o apoderamientos se contienen en escrituras que documentan contratos con condiciones generales, como es usual en los préstamos hipotecarios concertados con entidades de crédito. A este respecto, sumariamente, hay que hacer las siguientes puntualizaciones:


• Tales autorizaciones se incluyen invariablemente entre las condiciones generales y, por lo tanto, no negociadas individualmente.

• Tales autorizaciones pueden suponer un desequilibrio en perjuicio del consumidor, pues permiten a la entidad prestamista obtener dos títulos ejecutivos que le posibiliten incoar dos procedimientos ejecutivos paralelos.

• No obstante lo anterior, este tipo de cláusulas no han sido declaradas abusivas por sentencia inscrita en el Registro de Condiciones Generales de la Contratación ni figuran en el listado de cláusulas abusivas que contiene la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios, por lo que el Notario no puede denegar la autorización, cualquiera que sea el juicio subjetivo que le merezcan.

• Si se comenzase un doble procedimiento ejecución, el consumidor tiene medios de reacción, alegando, según proceda, pago o pluspetición.

• En cualquier caso, ante una solicitud de la entidad fundada en tal tipio de pacto, el Notario no puede denegar la expedición de la copia, si bien puede hacer constar en la cláusula de expedición que esa copia se expide en virtud de pacto contenido en condiciones generales de la contratación ( advertencia cuyo destinatario será el Juez).


Descargate nuestra aplicación para tablet y movil
Logo App Moviles
Siguenos en:
Suscribete a nuestro Newsletter: