REVISTA JURÍDICA DEL ILUSTRE COLEGIO NOTARIAL DE LAS ISLAS BALEARES
• 24-04-2018 18:38 pm •
"La lealtad es una virtud que está bien en todo hombre y señaladamente en los Escribanos"
(Partidas, 3ª-XIX-Proemio)

ACEPTACIÓN TÁCITA DE LA HERENCIA. SUPUESTOS PRÁCTICOS.


José Antonio Carbonell Crespí-Notario. Doctor en Derecho.


Concepto de aceptación de herencia.


La aceptación de la herencia se puede definir como aquella declaración de voluntad en cuya virtud el llamado a la sucesión admite la herencia deferida a su favor.


Clases de aceptación:


Aunque el art 998 CC señala que la aceptación podrá ser, pura y simple o a beneficio de inventario, la doctrina de manera unánime señala que no se trata de una disyuntiva o de dos clases diferentes de aceptación, ya que sólo hay un tipo, sin perjuicio de que el heredero disponga de un plazo posterior durante el cual puede alegar el beneficio de inventario. Señala LACRUZ que el beneficio de inventario no es una clase de aceptación sino una "situación específica " que el heredero puede solicitar incluso después de aceptada la herencia a menos que ya no se lo permita la Ley. De esta manera cobra sentido el último inciso del art 1015 CC, que de otra manera sería incongruente, cuando señala que el plazo del art 1014 CC para aceptar con este beneficio se contará "desde el día que hubiera aceptado o hubieses gestionado como heredero ".


Pero lo que si es cierto es que la aceptación puede ser expresa o tácita.

a.- Aceptación expresa: Exige forma escrita, bien en documento público, ante Notario o autoridad judicial, bien en documento privado, art. 999-2º del CC. Se rechaza la aceptación verbal ni siquiera ante testigos, no siendo necesario que la declaración escrita sea efectuada en un documento ad hoc.


b.- Aceptación tácita: Es la que se hace mediante actos que suponen necesariamente la voluntad de aceptar, o que no habría a ejecutar sino con la cualidad de heredero. Se sobreentiende que estos actos han de ser positivos e inequívocos, en el sentido de no poder realizarse en otra calidad que la del heredero. Los actos de mera conservación o administración provisional de la herencia no implican aceptación de la herencia, si con ellos no se ha tomado el titulo o cualidad de heredero.


Una solución preventiva para evitar posibles interpretaciones, por parte de los Tribunales de Justicia, de actos que se entiendan como de aceptación tácita de la herencia, sería que el testador encomiende en su testamento que la gestión y la administración de la herencia, hasta el momento de la aceptación formal, corresponda al cónyuge o a los propios herederos, aclarando que hasta la aceptación, actuarán a título de administradores y no de herederos.


Veamos seguidamente los supuestos en que se entiende aceptada tácitamente una herencia:


Veamos seguidamente los supuestos en que se entiende aceptada tácitamente una herencia:


En primer lugar estarían los previstos en el art. 1.000 del CC , es decir:


1º.- Cuando el heredero vende, dona o cede su derecho a un extraño, a todos sus coherederos o a alguno de ellos, lo que implica transmisión por causa jurídica distinta de la herencia. La herencia ha producido la adquisición a favor del heredero y de él ha pasado a los otros por título distinto.


2º.- Cuando el heredero renuncia, aunque sea gratuitamente, a beneficio de uno o más de sus coherederos, ya que en realidad ha realizado un nuevo acto de transmisión.


3º.- La renuncia, por precio a favor de todos sus coherederos, indistintamente, puesto que dicho precio es la contraprestación de un derecho propio que se enajena; pero, si esta renuncia fuera gratuita y los coherederos a cuyo favor se haga son aquellos a quienes debe acrecer la porción renunciada, no se entenderá aceptada la herencia, ya que la renuncia no ha influido en nada en el destino de la herencia.


También es un supuesto de aceptación tácita el del art. 1002 del Cc, al decirnos que los herederos que hayan sustraído u ocultado algunos efectos de la herencia, pierden la facultad de renunciarla, y quedan con el carácter de herederos puros y simples, y por lo tanto han perdido el beneficio de inventario, sin perjuicio de las penas en que hayan podido incurrir.


La jurisprudencia ha tratado con suerte dispar diversos supuestos como de aceptación tácita y creemos interesante destacar los de mayor trascendencia práctica , y así :


- Solicitar o instar la declaración de herederos ab intestato: Estiman que implica aceptación tácita la sentencia de la AP de Jaén de 31 de marzo de 1998; la sentencia de la AP de Asturias de 2 de febrero de 2006; y la sentencia de la AP de Soria de 16 de febrero de 2007. Otras, minoritarias, consideran que no implica aceptación tácita, como la de AP de Pontevedra de 17 de junio de 2010. Finalmente el TS parece decantarse por la positiva en alguna sentencia como la de 14 de marzo de 1978, siempre que "esta actuación fuera seguida del ejercicio de las acciones relativas a los bienes". Otras sentencias de nuestro más alto tribunal sin embargo se decantan por la respuesta negativa pudiendo citar en este sentido las de 20 de enero de 1998 y 26 de junio de 2002.


Mi opinión es claramente favorable, sin ambages, a esta última postura. La declaración de herederos ab intestato es un documento que viene a acreditar por notoriedad a un funcionario, el notario, ciertos hechos negativos y positivos y fijados los mismos resulta acreditado que son herederos llamados los que la Ley determina, que podrán aceptar o repudiar . El título sucesorio es la Ley (art 658 CC) y no por tanto el acta de declaración de herederos ab intestato. Otra cosa, como señala sabiamente el TS es que además el requirente realice otros actos, pero considerar que requerir al Notario para dicha acta implica aceptar de manera tácita merece una censura total.


Una solución práctica a este problema sería que el requirente haga constar en el requerimiento inicial que no quiere aceptar tácitamente la herencia, sino que se reserva el derecho a aceptarla o repudiarla, con o sin beneficio, cuando esté concluida la declaración notarial.


- Pagar el impuesto sucesorio no implica aceptación tácita según la sentencia de la AP de Burgos de 15 de diciembre de 2010 y la de la AP de Pontevedra de 26 de enero de 2006 , citando ambas en su apoyo la del TS de 20 de enero de 1998; en igual sentido la sentencia de la AP de Alicante de 6 de diciembre de 2009 que cita a la del TS de 22 de junio de 1923. Esa misma sentencia de la AP de Alicante afirma que cuando el pago de dicho impuesto se ha considerado aceptación tácita es porque ha ido acompañada de otros actos que confirman la aceptación tales como los de otorgar escritura de arrendamiento de bienes (S del TS de 23 de abril de 1928), o la percepción de rentas de alquileres ( S del TS de 23 de mayo de 1955 ).


- Respecto del pago de gastos funerarios por el heredero llamado,la sentencia de la AP de Madrid de 5 de abril de 2011 considera que los mismos son una carga de la herencia, (arts 902 y 903 CC), siendo el deudor no el finado ni el heredero, sino que como tal carga de la misma "sólo se responde con los bienes de la herencia". En ausencia de bienes responde de la misma aquellas personas que en vida del difunto habrán tenido obligación de alimentarle que conforme a los arts. 143 y 144 CC son, por este orden, el cónyuge , los descendientes, los ascendientes y los hermanos.


-El reintegro de dinero realizado de una cuenta corriente indistinta del causante y heredero no implica aceptación tácita según las sentencias de la AP de Burgos de 15 de febrero de 2010 y la del TS de 26 de julio de 2002. Sin embargo, con escaso acierto, la de la AP de Soria de 16 de febrero de 2007 sí considera aceptación tácita solicitar de los Bancos y Cajas certificados de los préstamos y cuentas corrientes y sus saldos y para ello lo justifica diciendo que "…. haciéndolo en su calidad de heredero de la misma ( la causante ) , pues de lo contrario no se le hubiera facilitado tal información , lo cual supone , sin duda , un acto propio de quien desea hacer suya la herencia y , en consecuencia de tácita aceptación de la misma ".


Una solución práctica a este problema sería que el eventual heredero haga constar en el escrito de solicitud que aún no ha decidido aceptar o no la herencia, con o sin beneficios.


- La personación en juicio entablado por el causante,asumiendo su posición procesal implica aceptación tácita según la sentencia de la AP de Baleares de 22 de enero de 2008, la de la AP de Madrid de 23 de diciembre de 2009 y la del TS de 27 de junio de 2000.


- El ejercicio de acciones relativas a los bienes relictos implica dicha aceptación ( SS del TS de 14 de marzo de 1978 y 15 de junio de 1982).


- Concurrir al embargo de bienes de la herencia y solicitar su aceptación a beneficio de inventario, aunque después se desista también lo implica según la S del TS de 12 de mayo de 1981.


- Impugnar la validez del testamento en el que se le excluye de la herencia también es aceptación tácita ( S del TS de 24 de noviembre de 1992 ).


- También implica aceptación el cobro de créditos hereditarios ( S del TS de 15 de junio de 1982 ) , el pagar deudas hereditarias así como el cierre de la empresa del causante ( S del TS de 12 de julio de 1996 ).


- El cobro de un seguro y la liquidación de su impuesto sobre sucesiones no implica aceptación , ya que aunque lo cobren los que sean herederos lo son como " beneficiarios " , según S de la AP de La Coruña de 30 de junio de 1999.


Descargate nuestra aplicación para tablet y movil
Logo App Moviles
Siguenos en:
Suscribete a nuestro Newsletter: